GENTA-P

Gentamicina, Polimixina B
Antibiótico
Uso oftálmico en spray
Frasco de 200 ml

Composición: Gentamicina sulfato 500 mg, Polimixina B sulfato 160.000 U.I., Violeta de genciana 50 mg, Proximetacaína 500 mg, Difenhidramina 5 mg, Cloruro de benzalconio 200 mg, vehículo de contacto prolongado c.s.p. 100 ml.
Acción: la gentamicina es el antibiótico de mayor espectro entre los aminoglucósidos. La polimixina B es muy efectiva en las infecciones oculares y constituye un excelente complemento de la gentamicina, especialmente contra Pseudomonas aeruginosa, Escherichia coli, Klebsiella, Pasteurella, Salmonella y la mayoría de los Proteus. El cloruro de benzalconio facilita la penetración de los antibióticos al alterar la permeabilidad de la pared celular bacteriana. Actúa como bacteriostático y tiene gran actividad antifúngica. La difenhidramina es un antihistamínico destinado a mitigar la hipersensibilidad generada por la histamina. El violeta de genciana es un antiséptico superficial que actúa selectivamente contra las bacterias Gram positivas, especialmente Staphylococcus. Proximetacaína es un anestésico de superficie indicado para uso oftálmico. Genta-P no contiene corticoides porque disminuyen las defensas naturales del ojo lesionado y favorecen la perforación profunda de la córnea. Genta-P en presentación spray no contiene propelentes como los aerosoles, por lo que no irrita al ojo sano ni al enfermo y evita el lavado del ojo, permitiendo que los principios activos actúen con actividad residual. Por último, la moderna bomba dosificadora provista con el producto asegura una dosificación exacta de un 1 cm³ en 3 – 4 pulsaciones. Esto permite un mayor rendimiento por envase y un considerable ahorro en los tratamientos.
Indicaciones de uso:
Patologías del ojo en general: queratoconjuntivitis, queratitis, conjuntivitis, blefaritis.
Prevención y curación de lesiones de la piel: grietas y escoriaciones, heridas frescas, castraciones, incisiones quirúrgicas.
Afecciones podales: pietín, heridas traumáticas.
Administración y dosis: vía tópica en spray.
Bovinos, equinos, ovinos, porcinos y caninos: Rociar cuidadosamente el área afectada desde una distancia no mayor a los 15 centímetros. Según la gravedad del caso repetir una a dos veces por día hasta la desaparición de los síntomas. Para el tratamiento del pietín se aconseja una limpieza profunda de la pezuña, un rociado muy intenso cubriendo toda el área afectada y luego realizar un vendaje para facilitar el efecto de la medicación.
Aplicar según criterio del profesional actuant